Esta es la diferencia entre un router y un módem

¿Cuál es la diferencia entre un módem y un router?
5

Resumen

Los routers y los módems son dos de los periféricos informáticos más comunes , pero muchas personas no conocen la función de cada uno. Si bien los dos dispositivos pueden parecer similares, cada uno tiene un propósito diferente. Afortunadamente, las funciones de los dos dispositivos son bastante fáciles de entender.

Si has estado en Internet por un tiempo, sin duda ha escuchado los términos “módem” y “router“, pero puede que no se haya tomado el tiempo para entender cuáles y qué son. Estamos aquí para ayudar.

En resumen, el enrutador o router crea una red entre los equipos de tu hogar, mientras que el módem conecta esa red -y, por lo tanto, los equipos que contiene- a Internet. Cuando te conectas a Wi-Fi, realmente te estás conectando a tu router, que reenvía el tráfico entre Internet y tu ordenador. Muchos proveedores de Internet ofrecen una unidad combinada de módem/router que realiza ambas funciones en un solo dispositivo.

Entonces, ¿por qué molestarse en entender la diferencia? Porque ese entendimiento puede conducir a mejores decisiones, como comprar tu propio módem para que puedas dejar de pagar entre $8 y $15 al mes por alquilar uno a tu ISP.

1. Qué hace un router

Router

Router

Un router o enrutador conecta múltiples redes y enruta el tráfico de red entre ellas. Es así de simple. En el caso de tu red doméstica, tu router tiene una conexión a Internet y una conexión a tu red local privada. Además, la mayoría de los enrutadores también contienen switches incorporados que te permiten conectar varios dispositivos cableados. Muchos también contienen radios inalámbricos que te permiten conectar dispositivos Wi-Fi.


La forma más sencilla de pensar en los routers, especialmente en la red doméstica, es esta. El router se encuentra entre tu conexión a Internet y tu red local. Te permite conectar varios dispositivos a Internet a través de una conexión física a Internet y también permite que esos dispositivos se comuniquen entre sí a través de la red local. Además, el enrutador ofrece cierta protección a sus dispositivos en lugar de estar expuesto directamente a Internet. Para Internet, todo el tráfico que viene de tu casa parece provenir de un solo dispositivo. El enrutador realiza un seguimiento del tráfico que llega a cada dispositivo real de la red.

Pero no puedes conectarte directamente a Internet con sólo un router. En su lugar, tu router debe estar conectado a un dispositivo que pueda transmitir tu tráfico digital a través de cualquier tipo de conexión a Internet que tenga. Y ese dispositivo es un módem.

2. Qué hace un módem

Módem

Módem

Tu módem sirve de puente entre tu red local e Internet. Históricamente, el término “módem” es la abreviatura de modulador-demodulador (modulator-demodulator). Los módems se utilizaban para modular las señales de las líneas telefónicas de modo que la información digital pudiera codificarse y transmitirse a través de ellas y luego demodularse y decodificarse en el otro extremo. Aunque las conexiones de banda ancha más modernas -como el cable y el satélite- no funcionan realmente de la misma manera, seguimos utilizando el término “módem” porque es un dispositivo con el que la gente ya estaba familiarizada y asociada con la conexión a Internet.

La forma en que un módem se conecta a tu red depende del tipo de conexión que tengas. El módem se conecta a cualquier tipo de infraestructura que tengas (cable, teléfono, satélite o fibra) y te ofrece una salida de cable Ethernet estándar que puedes conectar a cualquier enrutador (o a un solo ordenador) y obtener una conexión a Internet.

Dado que el módem se comunica con tu proveedor de servicios de Internet, necesitarás el tipo correcto de módem que funcione con la infraestructura de tu ISP.

3. Router y módem combinados

Algunos ISPs ofrecen un módem y un router en un solo dispositivo. Ese dispositivo tiene la electrónica y el software en él para proporcionar ambas funciones, actuando como un módem que se comunica con tu ISP y funcionando como un router para crear una red doméstica. Algunos ISPs también incluyen una interfaz telefónica en la misma caja para que puedas usar sus ofertas de VOIP.

Mientras que una unidad combinada tiene sus atractivos -sólo tener un dispositivo abarrotando tu oficina siendo uno-, también hay desventajas. El uso de dispositivos separados ofrece más flexibilidad en lo que puedes hacer con tu red y te permite asegurarte de que estás utilizando los dispositivos de mejor calidad que puedas. Y usar tus propios dispositivos en lugar de los que tu ISP le proporciona puede ahorrarte algo de dinero.

4. Compra tu propio módem

Comprar su propio módem es una manera fácil de ahorrar dinero en tu factura de Internet. Revisa tu factura mensual y probablemente verás una tarifa de “Alquiler de equipo” o “Alquiler de módem” que te está costando entre $8 y $15 por mes. En lugar de alquilar el módem a tu proveedor de servicios de Internet, puedes comprar el tuyo propio y conectarlo. A continuación, puedes devolver el módem original a tu ISP y eliminar esa tarifa de tu factura mensual. Sí, te costará algo de dinero por adelantado. Sin embargo, esto suele suponer entre 6 y 10 meses de cuotas mensuales de alquiler de dispositivos. Mantienes los dispositivos por más tiempo y ahorrarás dinero todos los meses.

Por supuesto, si tienes una unidad combinada de módem/enrutador, también tendrás que comprar un router doméstico. Sin embargo, no son necesariamente malas noticias. Es posible que el router de tu proveedor de servicios de Internet no tenga las últimas tecnologías como 802.11ac y Wi-Fi de 5 GHz, por lo que es mejor que compres tu propio router de todos modos.

Comprueba si realmente estás alquilando tu módem y cuánto gastas cada mes, y luego encuentra el mejor módem para tu ISP. Si estás gastando $10 al mes en el alquiler de un módem, te encontrarás en el punto de equilibrio y comenzarás a ahorrar dinero después de sólo siete meses. Esto significa cientos de dólares ahorrados durante la vida de tu módem.

Puedes utilizar cualquier router inalámbrico que desees, pero el módem que adquieras debe ser aprobado por tu ISP para funcionar con su red. En cierto modo, puedes pensar en tu router como un dispositivo que forma parte de tu red doméstica y en el módem como un dispositivo que forma parte de la red de tu ISP.




¡Listo! ¡Y básicamente es esto! Sigue visitando nuestro blog de curso de redes, dale Me Gusta a nuestra fanpage; y encontrarás más herramientas y conceptos que te harán todo un profesional de redes

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.